Historia
Iconografía
Devoción
Coronación
Títulos


Album de Fotos

Devoción

A partir de la reconquista de la ciudad en el siglo XIII, la devoción a la Stma. Virgen, no solo se ha mantenido, sino que ha ido creciendo. Son muchos los testimonios a lo largo de los siglos, y sin pretensiones exhaustivas, podríamos encontrarlo en el campo literario, y en el propio desarrollo de la historia de este pueblo.

En el siglo XVI, Juan de la Cueva, la llama “Ave al cielo remontada”. En el siglo XVII es Cristóbal de Monroy quien describe sus fiestas populares en “la Fuente de la Judía” y la llama “Imán de los divinos afectos”; y el Abad Sánchez Gordillo escribe: “Es muy majestuosa, que hace frecuentemente milagros... Refiere la tradición de ser del tiempo de los Godos antes de la pérdida de España y que habiendo estado oculta, cuando el Rey San Fernando ganó este pueblo, le edificó allí donde está su Iglesia..”. En el siglo XVIII, Pedro León Serrano, escribano mayor de rentas reales, en su obra “Antigüedad y Fundación de Alcala de Guadaira”, la invoca como “Emperatriz de los cielos y Tierra”; y en el XIX, Leandro José de Flores le dedica páginas de encendida devoción. En el siglo XIX, José María Gutiérrez de Alba, le canta en octavas reales, y escribe coplas para que se interpreten en la Novena.

En 1993, fue publicado el libro “Retablos de Nuestra Madre del Aguila” obra de D. José María Márquez Catalán, interesante estudio de las cerámicas figurativas con la Imagen de la Virgen, ubicada en los inmuebles del caserio alcalareño. En 1994, la Hermandad publicó el libro “La Virgen del Aguila”, redactado por D. Vicente Romero Muñoz. La edición fue rápidamente absorbida por el cuerpo de hermanos, estando actualmente agotada, y la segunda edición preparada.

En lo histórico, el amor a la Virgen del Águila y el servicio al Templo, no estuvo vinculado a familias notables, sino al pueblo llano en general, como lo demuestra el mantenimiento del Culto, Procesión y Novena, con los mismos parámetros, incluso con el mismo texto escrito desde hace siglos a la fecha, el canto de la salve popular, secular “Dios te Salve Virgen pura”, y la radical resistencia del pueblo a la orden de demolición del Templo cuando a comienzos de siglo XIX, presentó graves problemas en su estructura, acometiéndose finalmente su restauración.

Otra prueba física del vigor y efectividad de la devoción, es la continuada reconstrucción del templo, reedificado y levantado cuantas veces ha sido preciso. Constan obras en los siglo XVI, XVII y XVIII; y en los últimos siglos, en 1802, 1911, 1942, y 1964, fecha de la última gran restauración.

La Virgen del Aguila, es la primera devoción de los alcalareños. Tiene concedida la Medalla de Oro de la Ciudad y otorgado el Bastón de Alcaldesa Perpetua. Además de estar dedicada la calle principal de Alcalá, tiene erigido un monumento en la Plaza principal y ha dado nombre a dos barriadas (Nuestra Señora del Águila y Virgen del Águila). En Sevilla ha dado nombre a una Parroquia, a una calle en el Barrio de los Remedios, y una sala de la Seguridad Social en el Hospital Universitario, a la principal calle en la Ciudad de San Juan de Dios, al Colegio Salesiano de Alcalá, a la mayor draga del Guadalquivir; muchos comercios alcalareños llevan su nombre incluso una cooperativa olivarera, una estación de servicio, escuela de conductores, etc. y grabada su efigie en multitud de lápidas mortuorias.

La importancia de su devoción, se acredita por el hecho de que en casi todos los hogares alcalareños, y en muchas tiendas, oficinas o locales de negocio, preside la Imagen de Nuestra Patrona, siendo el unitivo de la mayor parte de las actividades apostólicas y considerada como uno de los principales signos de identidad de Alcalá de Guadaíra.








   VirgenDelAguila.com
 Diseñado por JDsoft
     www.infdj.com