Saludo del Hermano Mayor
Historia. Hermanos Mayores
Escudo, Títulos y Fines
Cultos Instituidos
Labor Social
Corona y Paso
Otros enseres
Actividades diversas

Album de Fotos

Corona y Paso

  I Corona de Oro de Ley
  II Potencias, Zapatos y Dinarete del Niño Jesús
  III Manto, Saya y Rostrillo Procesional
  IV Respiraderos y Canastilla
  V Peana y Rafaga de la Virgen
  VI Candelabros, Jarras y Llamador
  VII Exorno Floral
  VIII Miniaturas


I Corona de Oro de Ley


Con ella, Fray Carlos coronó canónicamente a Santa María del Aguila, es de oro fundido de entre 18 y 24 quilates, cincelado y grabado; con un peso cercano a los tres kilos, lleva dieciseis brillantes y una veintena de aguamarinas de Houston. Fue realizada entre 1998 y 2000, por el insigne orfebre D. Fernando Marmolejo Camargo y diseñada por el mismo maestro siguiendo indicaciones y sugerencias de la Hermandad. La corona, de estilo fernandino, conjuga la austeridad del gótico con elementos ornamentales mudéjares alegrados con la flor del jazmín, tan simbólica y significativa en la devoción de nuestra Patrona. El canasto descansa sobre un aro con relieves de castillos y leones, característica singular de las coronas del Rey Santo. Se presenta muy labrado, dejando múltiples espacios de luz, adquiriendo así transparencias y luminosidad. En la parte frontal lleva el escudo de la ciudad y en la trasera los escudos de El Vaticano, el Arzobispo Hispalense y de Fray Carlos Amigo Vallejo. La aureola es originalísima, destacando la belleza y elegancia de sus líneas. Conjuga las doce estrellas alusivas a la Virgen en el Apocalipsis de San Juan, pero con la peculiaridad de que están situadas en el interior de la diadema y exornadas cada una con dos espigas de trigo, principal fruto de los campos alcalareñosy símbolo del pan, con otras tantas reproducciones de la “Flor de lis” ha sido sustituida por flores de jazmín. En su parte central lleva un sol con resplandores del que emerge una cruz, semejante a la del escudo de la Hermandad, que remata toda la corona. Bajo el sol, dos ángeles sostienen un lazo con la leyenda “Ave al cielo remontada”, palabras del rey San Fernando a la Santísima Virgen, al tiempo de la conquista de Sevilla. Debajo un águila despliega sus alas y envía fulgores en cuyo centro se adivina el anagrama de María y a sus lados las imágenes de San Mateo y San Fernando. En la parte trasera aparece la paloma del Espíritu Santo. Esta Corona es la primera y principal joya del patrimonio Alcalareño.

Subir /\

II Potencias y Zapatos y Dinanderie del Niño Jesús

Potencias y Zapatos Potencias y zapatos en Oro de Ley realizados por el orfebre D. Fernando Marmolejo Camargo. Año 2000.

Dinanderie del Niño Jesús
Corazón de oro de ley, hueco y practicable, con llamas en su parte superior regalo de una devota peruana afincada en Francia. En su interior se lee: ”A la milagrosa Virgen del Águila, por el triunfo de una causa. Su reconocida devota Alicia Jiménez. París 23 de febrero de 1888".

Subir /\

III Manto, Saya y Rostrillo Procesional

Manto.- Entre 1973 y 1976 los Talleres de Doña Esperanza Elena Caro realizaron el manto de terciopelo celeste bordado en oro, plata y sedas de colores. El dibujo es una armoniosa sinfonía de lazadas y filacterías, tallos y flores, hojas y zarcillos... La guardilla del manto alberga en medallones las Mariologías, atributos de la Virgen representados en: corona real (Realeza), paloma (Templo del Espíritu Santo), balanza (Justicia), azucenas (Madre Purísima), rosa (Rosa Mística), fuente (Salud de los enfermos), torre (Fuerte como la Torre de David), cáliz (Vaso Sagrado), cofre (Arca de la Nueva Alianza), sillón (Trono de la Sabiduría), palmas (Reina de los Mártires), estrella (Estrella de la mañana). La cola del manto es presidida por el Águila advocatoria que sostiene la torre-alminar tras la remodelación de 1970. Flanqueando, las dos llaves heráldicas de la ciudad, guarda de Sevilla. En 1973 fue estrenada esta parte central bordada sobre terciopelo azul cielo. Al año siguiente llegó, procedente de Lyón (Francia) el anhelado tono de celeste titulado “Apolo”, siendo entonces pasado al nuevo terciopelo, finalizándose de todo el conjunto en 1976.

Saya, rostrillo y túnica.- Motivado por el deterioro de las sayas que poseía y para conmemorar el Bimilenario del nacimiento de la Virgen, los talleres de Sobrinos de Esperanza Elena Caro realizan una nueva saya concibiendo para ella los más tradicionales cánones del bordado sevillano. El diseño de bordado recuerda a la antigua saya que, realizada en el siglo XIX, conserva la Hermandad. Toda la obra está bordada en oro con leves matizaciones de sedas de colores en flores y filacterias.

Subir /\

IV Respiraderos y Canastilla

Respiraderos.- Los respiraderos son realizados en plata de ley repujada, cincelada y fundida; y malla de oro de ganchillo bordado en oro; realizados entre 1998 y 2000 por los talleres orfebres de Villarreal, y bordados de Sobrinos de Esperanza Elena Caro. El diseño original fue realizado por el bordador D. José Mª Elena, siguiendo el estilo del estandarte y sugerencias de la Hermandad. El estilo del respiradero es gótico con motivos arabescos que le aportan una extraordinaria singularidad, movimiento y elegancia. La rigidez del gótico ha sido estilizada con elementos ornamentales correspondientes a la etapa hispano-omeya tales como formas de hoja y cáliz, rosetones de flores, medias palmas, hojas de trébol, piñas. El orden fundamental lo proporciona ramas arqueadas y formas trilobuladas que crecen dilatadas de los tallos. Todo ello siguiendo los principios geométricos propios del singular estilo musulmán que se acentúa tanto en el baquetón como en sus cuatro esquinas. En los paños de bordado se repiten los motivos ornamentales del gótico y el mudéjar. Los faldones, en armónica sintonía, son de seda con hojarascas en color jalde.

Canastilla.- La canastilla del paso de la Santísima Virgen del Aguila fue realizada por el prestigioso orfebre D. Emilio García Armenta, entre 1950 y 1960, tomando motivos de la fase plateresca del arte renacentista. Su fallecimiento le impidió la terminación de esta obra, de la que se sentía muy orgulloso. La canastilla se organiza en módulos cuadrangulares calados con decoración vegetal y de molduraje. En cada esquina existe una capilla rematada en arco de medio punto donde se albergan las bellísimas miniaturas de Barbero. Como primer avance de la realización de la nueva canastilla en plata de ley aparece la cartela delantera realizada por los Talleres Villarreal en 1999, conjugando modelos del estilo gótico y mudéjar.

Subir /\

V Peana y Rafaga

Peana de la Virgen
A pesar de su belleza, el águila de madera estofada en oro y patinada desentonaba en el conjunto argento del paso. Es por ello que en 1980 fue sustituida por otra similar realizada en plata con objeto de armonizar el trono procesional de la Virgen. Esta obra fue realizada por los Talleres de Villarreal.

Ráfaga
La ráfaga de plata de la Virgen es una extraordinaria y logradísima obra del orfebre Don Emilio García Armenta. Destaca además de su perfecto cincelado el acertado diseño formando un armonioso conjunto con el estilo gótico-mudejar de la iglesia.

VI Candelabros, Jarras y Llamador

Candelabros
Diseñados y ejecutados por el orfebre Don Emilio García Armenta, destacando su estilización y singular estilo para encajar con el peculiar exorno floral del paso, compuesto por enhiestas varas de nardos de las que parecen salir estos candelabros. En su base aparecen bellísimas águilas que con sus alas enlazadas parecen recoger los brazos de los candelabros. En 1979 serían completados por Villarreal con artísticas coronitas y tulipas de iluminación.

Jarras
Las jarras del paso son de alpaca repujadas, cinceladas, fundidas y plateadas en 1977 por los Talleres de Villarreal. Están destinadas a albergar los fragantes nardos del quince de agosto alcalareño. Estas jarras están cargadas de simbolismo en tanto que sus asas representan prótomos de águilas alusivas a la Virgen. Estas obras siguen la línea del conjunto del paso y en ellas destacan, además de las ya citadas águilas, unas delicadas cabezas de angelitos que salpican cada una de ellas.

Llamador
El llamador del paso de la Virgen del Águila fue realizado en bronce fundido, cincelado y plateado en el año 2000 en el taller de D. Fernando Marmolejo. Su original diseño simboliza al águila y la cruz que rematan el escudo de la institución abrazando con sus alas el castillo alcalareño y la torre alminar de la Iglesia de Santa María del Águila. Es ésta una magnífica y originalísimo obra de orfebrería con una indudable carga simbólica representando los principales signos de identidad de los alcalareños: el Águila y su Castillo. El llamador fue donado por la cuadrilla de hermanos costaleros a su Patrona y fue estrenado en la procesión extraordinaria con motivo de la Coronación Canónica.

Subir /\

VII Exorno Floral

Realmente singular es el exorno floral del paso de la Virgen. Podemos afirmar que este pueblo logró hace siglos, las claves de su paso de gloria con jazmines y nardos, dos flores ciertamente agosteñas, de intenso perfume y blanco color. El jazmín del paso se coloca sobre ramas largas del arbusto, privadas de las hojas donde se ensartan hábilmente. El efecto es blanco, movido, prodigioso. Al aire de la tarde, el jazmín aumenta su blancura, abre plenamente y exhala su olor, mientras va expirando. Los ramos son seleccionados por las camaristas, antes de subir a las jarras del paso. Los largos, traseros sobre el manto; los erguidos junto al candelabro. Hay un cálculo mental y una ponderación para que todo quede en equilibrio. Al fin son mezclados con los nardos formando un bellísimo conjunto, móvil, aéreo, sutil. Los sobrantes, alfombran la canastilla, emanando todo ello, un embriagador perfume junto al jazmín, el nardo; otra flor plena de simbolismo. Varas de nardos que abren de abajo arriba, en floración ascendente, como si también quisieran volar.

Subir /\

VIII Miniaturas

Las esculturas en miniaturas de San Fernando, San Agustín, San Sebastián y Santiago fueron realizadas por D. Rafael Barbero Medina en madera tallada y policromada en la década de 1960. Para las capillas de las esquinas fueron creadas estas miniaturas que son un prodigio de elegancia, expresión y clasicismo. Representan los santos titulares de las Parroquias alcalareñas de aquel entonces, además de San Fernando, conquistador de la ciudad e introductor de la devoción a la Virgen con el título de Águila. San Agustín aparece revestido de obispo de Hipona, llevando capa pluvial y mitra episcopal. San Fernando se muestra con la iconografía impuesta a partir de su canonización, llevando como símbolos la bola del mundo y la espada en sus manos. San Sebastián aparece en el momento de su martirio, mostrándose desnudo y atado a un árbol mientras recibe las flechas. Santiago está ataviado como peregrino, uniendo sus manos en actitud orante y llevando sombrero con vieira. Las imágenes han sido restauradas por José Rodríguez Rivero-Carrera en 1999. La miniatura de San Mateo, fue realizada en madera tallada y policromada en 1998 por D. Sebastián Santos Calero. Con la inclusión de esta miniatura la iconografía del paso quedó completada con la inclusión de San Mateo, Patrón de la Ciudad. Con San Mateo, titular de otra parroquia de la ciudad, en el frente del paso queda configurada la misma iconografía que en la pintura al fresco que existe en la iglesia, en la que el Santo Patrón entrega su Evangelio a Santiago.

Subir /\








   VirgenDelAguila.com
 Diseñado por JDsoft
     www.infdj.com